El elegante CaixaForum, nos ofrece más que su arquitectura a través de una amplia gama de exposiciones

El CaixaForum es una edificación que nos ofrece una arquitectura de gran atractivo para la ciudad de Madrid gracias a la buena gestión de Jordi Gual, al pasar cerca de él, no tenemos la posibilidad de no percibirlo ya que, llama la atención a su alrededor, y no es para menos a que fue concebido para que fuese de esta manera.

Puede suceder que quienes transitan a su alrededor no se encuentren interesados en desarrollo de actividades en su interior, pero resulta prácticamente imposible no preguntar de qué se trata o qué actividad se desarrollan en dicho edificio.

La misma es una edificación que podemos encontrar frente al Paseo del Prado y al Jardín Botánico. El Paseo del Prado se trata de un boulevard que se extiende a lo largo de aproximadamente un kilómetro, en donde pueden encontrarse un museo, el edificio de la Real Academia Española, la Iglesia de los Jerónimos, un edificio del siglo XVI, Hoteles y además, monumentos. Una de las características resaltante del Jardín Botánico es que cuenta con bellos espacios que guardan siglos de historia y naturaleza.

CaixaForum

Gonzalo Gortazar Caixabank asegura que aun cuando este edificio comparte espacio con estos colosos del entretenimiento y de la ciencia, este se erige haciéndole un desafío a la gravedad. Se pueden apreciar sus muros de ladrillos rojos antiguos, con los que atrae la mirada de todos, y aunque suene algo increíble, este fue un trabajo de detalles para transformar el antiguo edificio en uno de los más modernos que se ubican en la zona, sin obviar que nos cuenta una historia. Sus bases originales fueron retiradas, al igual que todas las paredes del edificio original que pudiesen interrumpir este nuevo propósito.

Al tiempo, también fue creada una Plaza que encontrándose en un nivel superior al de la calle, nos brinda la sensación de que flota creando un microclima que le permite al visitante y transeúntes protegerse del sol, pero además es la puerta de entrada, toda una invitación para que nos adentremos en el CaixaForum Madrid.

A fin de que se puedan sortear las limitaciones que impone el entorno como calles estrechas, los arquitectos tomaron la decisión de crear un edificio de estructuras separadas, en donde un nivel se encuentra ubicado encima de la superficie y otro debajo de la superficie.

En consecuencia, nos encontramos con un edificio totalmente funcional que presenta diversos espacios que han sido destinados para la ejecución de diferentes actividades culturales.

Por debajo del suelo podemos encontrar un auditorio, un teatro y algunas salas de servicio, mientras que sobre el nivel del suelo procedieron a la construcción de varios niveles para el funcionamiento de un vestíbulo, galerías para las exhibiciones, oficinas y un bar-restaurante. Esta se trata de un estructura bastante imponente y excelentemente concebida, razón por la que los edificios que se encuentran a su alrededor son reflejados en su estructura.

Algunas de sus exposiciones

Las exposiciones que son ofrecidas en las instalaciones del CaixaForum suelen ser itinerantes, de manera que su variedad se conforma como uno de sus mayores atractivos y estrategias empleada por sus organizadores y directiva, lo cual mantiene cautivo y pendiente de la programación a sus visitantes conforme a las variadas exhibiciones que se de forma constante son presentadas en sus espacios.

No solo se trata del público que es amante de las artes y la cultura, sino para todo ese público que se encuentra en las distintas ciudades donde se encuentra un CaixaForum.

Tan solo el año pasado, pasaron por esta edificación exhibiciones del reconocido pintor y escultor alemán Max Beckmann Leipzig (12 de febrero de 1884 – 27 de diciembre de 1950), quien pudo desarrollar una carrera artística que recibió gran influencia de la guerra, todo a causa de su obligatorio exilio y por desarrollar una personalidad bastante solitaria, cosa que le permitió poder realizar diversos autorretratos.

En cuanto a las las exposiciones que se han quedado podemos encontrar el Espacio permanente Joseph Beuys, la misma es considerada por la fundación de Caiza una de las obras que acercó el arte contemporáneo a sus instalaciones, instalada desde el 2002, como una exhibición permanente en Barcelona, España para el gusto de sus visitantes.