El lado sostenible del arte: la elaboración de joyas

Tras la afirmación de que la joyería se ha convertido en un sector tremendamente sostenible, se encuentran las joyas Tous Plata de la mundialmente conocida empresa. Y es que rondando el siglo de historia, lo que inicialmente fuera una pequeña tienda de reparación de relojes y prendas, en nuestros días se afianza como una marca global, que cuenta con 700 tiendas en 53 países, e-commerce disponible en 14 mercados y más de 4000 profesionales a su disposición en todo el mundo, convirtiéndose en la compañía joyera que cada año vende más de 2000 «osos», lo que habla por sí solo.

En su esencia, la joyería se presenta como un arte, por lo que trabajar con gran detalle los materiales que componen cada joya, se trata de una tarea artesanal. Todas las joyas conllevan un trabajo creativo bastante sofisticado. Pero paulatinamente se ha dejado a un lado tal esencia, para darle paso a diversos procesos mecanizados y que han dejado de ser artesanales, por lo que se fueron convirtiendo en menos respetuosos con el medioambiente y por ende, del ecosistema.

De la misma forma que en otras ramas, en la joyería también existen proyectos que buscan la manera de revertir dicha situación, trabajando de forma respetuosa con el planeta, en donde se emplean materiales reciclados y reciclables que han sido obtenidos de la manera más justa.

Pero, ¿Qué significa en exactitud que una joya sea sostenible?

En el transcurso de la historia de la humanidad, es sabido que los materiales que son utilizados en la confección de joyas, bien sean metales, minerales o piedras preciosas, han afectado de diversas formas a las poblaciones que se ubican en las áreas aledañas a los yacimientos. Por lo que, los materiales que son empleados para las joyas sostenibles son los que provienen de zonas donde la explotación de estos recursos no haya sido responsable de alterar negativamente la vida de sus habitantes.

Otro aspecto que se relaciona con la sostenibilidad, es el reciclaje de materiales que son usados para la confección de las propias joyas. Y ello es debido a que muchos de los recursos pueden ser utilizados de manera indefinida, por lo que no existe la necesidad de volver a explotar los yacimientos. En la actualidad, existen joyas que han sido desarrolladas con materiales que son obtenidos de los residuos del propio yacimiento, y que han sido transformadas a su vez en hermosas joyas.

Son innumerables los proyectos que han optado por emplear una manera distinta de encarar dicho asunto. Empresas pequeñas por ejemplo, donde todos sus productos se encuentran realizados a mano y con materiales naturales, tal cosa puede ser verificada desde sus tiendas online donde muestran gran variedad de anillos, pendientes, pulseras, tobilleras y collares. Y es que además de las piedras y los minerales como el oro, la plata o los diamantes, también existe la posibilidad de desarrollar joyas con materiales reciclados. Para ello se encuentran empresas cuyo oficio es comercializar joyas de diseño que son creadas a partir de anillas de latas o cámaras de neumático, corchos de botellas de vino, componentes de ordenadores, chips electrónicos, latas, cartones, mecanismos de relojes viejos, llaves antiguas, lápices o tenedores.