Skip to main content

La formación en Humanidades fue la clave del éxito para muchos empresarios

Historiadores, músicos, filósofos, arte plástico y más, son las carreras escogidas por algunos de los más grandes directivos en diversas empresas españolas dedicadas a la tecnología, alimentos o elementos básicos para un hogar como es el gas natural. Si pensabas que para poder construir un imperio empresarial necesitabas de grandes conocimientos asociados al mercadeo, cómo: derecho, administración y dirección de empresas, ingeniería o finanzas ¡estás equivocado!, muchos de los grandes talentos empresariales de España se formaron en carreras humanísticas, carreras que han ganado la fama injusta de ser ideal para aquellos que quieren una vida bohemia sin aspiraciones mayores a impartir clases en un aula.

Las cifras contrastan estas teorías, los últimos datos aportados por el Instituto Nacional de Estadísticas -o por sus siglas INE-, ponen en primer lugar en empleabilidad a las ingenierías, mientras que en el último lugar se posicionan las carreras de humanidades. Sin embargo, la realidad a veces desafía por completo a los números, un ejemplo de ello es Carly Fiorina quien es exdirectora ejecutiva de Hewlett-Packard quien se especializó en historia medieval y filosofía, Susan Wojcicki quien labora como directora ejecutiva de Youtube se formó en historia y literatura, Peter Thiel es el fundador de Paypal y a nivel de formación académica optó por filosofía, Frédéric Mazzella fundador de la empresa Blablacar es un músico universitario y Carlos Vélez es actual director ejecutivo de la compañía Gas natural pero su formación universitaria la centró en arte y poesía.

Se podría decir que dicha formación no fue precisamente aquello que les dió un nombre en las empresas más importantes de España, pero a pesar de ello las carreras humanísticas lejos de ser un residuo, están siendo bastante demandadas para las empresas, sobre todo las de carácter tecnológico: “Estamos en un mundo más global, que hace competencias como la empatía, tolerancia, capacidad en resolución de conflictos, creatividad o el pensamiento crítico sea bastante importantes para la compañía; dichas competencias las tienen más desarrolladas por los estudiantes de Humanidades en lugar de los estudiantes científicos, tecnológicos o matemáticos”- argumenta Carlos Martínez, actual presidente del IMF Business School.

“Jamás pensé poder ejercer un cargo directivo, cuando estudié arte y poesía en la Universidad Autónoma de Barcelona, pensaba llevar una vida dedicada a todas aquellas obras que grandes españoles y artistas del mundo habían plasmado para nuestro deleite, sin embargo, ahora estoy en Gas natural  una empresa que ofrece el servicio de contratar gas y que no tiene nada que ver con mi formación académica, es una vida laboral que no cambiaría pues adoro la mecánica de esta maravillosa empresa”- comenta Carlos Vélez, director ejecutivo de la compañía Gas natural.

Parece a priori que dicha tendencia contradiga todas las advertencias que el año pasado eran publicadas por la comisaria europea de empleo, Marianne Thyssen, acerca de las dificultades de las empresas para poder encontrar trabajadores con el perfil adecuado. “Sesenta millones de europeos no poseen las habilidades adecuadas dentro del mundo digital, esto lo deja en riesgo de pobreza, desempleo y exclusión social”- alertaba, sin embargo, los especialistas en humanidades han tomado el reto de asumir cargos empresariales en dichas compañías eliminando todo pronóstico de mal augurio para la economía española.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *