Los atractivo de CaixaForum Barcelona son sus secretos

¿Te agrada descubrir los secretos que otros guardan? Caixa Fórum de la mano de Gonzalo Gortazar Caixabank, te tiene algunos con los que podrás descubrir dónde son guardadas las obras de arte que ya no se encuent an expuestas, cuál es la utilidad de sus torres, o de quién se trata el dragón Casimiro. A continuación te invitamos a descubrir todas estas curiosidades de la fábrica Casaramona ya que se trata de uno de los edificios más emblemáticos de Barcelona, en donde CaixaForum se ha encargado de esconder gran variedad de curiosidades, historias y rincones que no dejarán de sorprendernos. Seguidamente podremos hacer un recorrido hacia los rincones que son menos conocidos del edificio Casaramona.

Un edificio puntero: Durante su época de apogeo, la fábrica Casaramona se convirtió en un referente, razón por la que fue distinguida a manos del ayuntamiento de Barcelona como el mejor edificio durante 1912. Y es que más allá de ser la primera factoría que utilizaba energía eléctrica para su producción, también trataba de aprovechar al máximo la luz solar para que sus obreros lograran trabajar con iluminación natural. Puig i Cadafalch se rompió los sesos a fin de que dicha construcción pudiera adaptarse de manera perfecta al terreno, en donde se encontraba a pesar del desnivel, sin dejar a un lado el aspecto estético.

El dragón Casimiro: si tomamos el camino largo y bajamos por la calle Mèxic, nos encontraremos lo que anteriormente fue la entrada principal de la fábrica. Cuando se llega a la puerta podemos levantar la mirada para ver un mosaico con la imagen de un divertido dragón que fue diseñado por Josep Puig i Cadafalch: ese es Casimiro, ese es el nombre que le pusieron los trabajadores del centro en honor a Casimir Casaramona, quien fue el empresario que encargó el proyecto de la fábrica. Del mismo modo se puede admirar un dragón que fue forjado en hierro y que recientemente fue restaurado.

Dos torres: se trata de dos de los emblemas con los que cuenta el edificio. La torre más alta, culmin amén un esplendoroso pináculo cónico que esta recubierto de mosaico azul, llamada la torre del agua. La otra es llamada la torre del reloj, pero no tiene ninguno. La corona un hermoso forjado donde se encuentra un espacio circular en donde se suponía habría un reloj que nunca fue instalado.

El jardín secreto de Isozaki: con el fin de podernos adentrar en CaixaForum, se debe pasar por un hall que fue diseñado por Arata Isozaki, aunque generalmente no logramos fijarnos en que la construcción creada por el arquitecto japonés guarda un pequeño secreto algo húmedo. Si se sube por las escaleras contrarias a las escaleras mecánicas como si deseamos salir hacia la calle de los Morabos, podemos encontrarnos con un recinto cuya forma es rectangular casi cerrado, de un blanco impoluto como el resto de su intervención en el edificio, el mismo presenta su suelo cubierto por aproximadamente un dedo de agua que cae, en un movimiento infinito, hacia una pequeña acequia que rodea el rectángulo. Dicho espacio es un homenaje de Isozaki al vecino Pabellón de Mies van Der Rohe, que está rodeado de agua.